fbpx
5 cambios en la salud ósea a medida que envejecemos

5 cambios en la salud ósea a medida que envejecemos

A medida que envejecemos, nuestro cuerpo experimenta una serie de transformaciones naturales y uno de los aspectos más importantes que merece nuestra atención es la salud ósea. Nuestro sistema esquelético juega un papel fundamental en nuestra movilidad, resistencia y calidad de vida en general. 

Consigue tu servicio de teleasistencia con la tecnología más innovadora en SeniorDomo

>> Pulsa aquí y accede a la tienda <<

En este artículo, exploraremos los cambios que ocurren y cómo podemos cuidar y fortalecer esta estructura vital para disfrutar de una vida plena y activa:

  1. La densidad ósea disminuye

Con el paso del tiempo, es común experimentar una disminución en la densidad ósea. Esta condición, conocida como osteoporosis, puede hacer que los huesos se vuelvan más frágiles y susceptibles a fracturas. Es esencial comprender este cambio y tomar medidas preventivas para mantener huesos fuertes y saludables.

  1. Pérdida de masa muscular

Los músculos juegan un papel crucial en el mantenimiento de la fortaleza y estabilidad ósea. Es importante mantener una rutina de ejercicios de fuerza para preservar la masa muscular y reducir el riesgo de problemas óseos.

  1. Mayor rigidez y pérdida de flexibilidad

Con el paso de los años, es probable que notemos una mayor rigidez y pérdida de flexibilidad en nuestras articulaciones y huesos. Esto puede dificultar nuestra movilidad y aumentar el riesgo de caídas y lesiones óseas. Incorporar ejercicios de estiramiento y actividades como el yoga o el tai chi puede ayudar a mantener la flexibilidad y reducir la rigidez en las articulaciones.

4. Cambios en la estructura ósea

La densidad mineral ósea puede disminuir, y los huesos pueden volverse más frágiles. Esto hace que sea fundamental mantener una alimentación equilibrada y rica en nutrientes esenciales para la salud ósea, como el calcio y la vitamina D.

5. Mayor riesgo de enfermedades óseas

El envejecimiento también aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades óseas, como la osteoartritis y la osteoartritis reumatoide. Estas condiciones pueden causar dolor, inflamación y limitar la movilidad. Adoptar un estilo de vida saludable, mantener un peso adecuado y realizar visitas regulares al médico pueden ayudar a detectar y tratar estas enfermedades en etapas tempranas.

Cuidar nuestra salud ósea a medida que envejecemos es esencial para mantener una vida activa y evitar complicaciones relacionadas con los huesos. Si bien es cierto que los cambios en la salud ósea son parte natural del proceso de envejecimiento, podemos tomar medidas para prevenir problemas y fortalecer nuestra estructura vital. Adoptar una dieta adecuada, mantenerse activo físicamente, ejercitar los músculos y realizar revisiones médicas regulares son algunas de las formas en que podemos cuidar

Desde SeniorDomo mantenemos la firme idea de que las personas mayores deben seguir activas física, mental y socialmente.

Con nuestro reloj localizador de personas mayores pueden disponer de una protección preventiva las 24h. en cualquier lugar.

Para más información sobre nuestra solución de teleasistencia contacta con nosotros haciendo click aquí.